Equipo de clorador salimo +PH

Funcionamiento del clorador salino para piscinas.

El clorador salino es una alternativa atractiva al tratamiento habitual del agua de su piscina. Más económica y ecológica que el cloro, la sal también evita reacciones alérgicas. Permite el control de la salinidad de la piscina de forma automática.

Clorador de sal: los componentes

El cuerpo celular: se instala en el circuito de filtración y permite la electrólisis de sal.

Esta parte es fácilmente extraíble y a veces transparente para controlar los electrodos más fácilmente.

Los electrodos: están en forma de placas o rejillas según el tipo de electrolizador. Las placas son más caras pero también más efectivas que las rejillas. Los electrodos están hechos de titanio y cubiertos con un metal precioso (rutenio e iridio).

La caja eléctrica: le permite regular y distribuir el cloro activo en su piscina. Gracias a un sistema de alarma, señala cualquier anomalía o falla del electrolizador.

 

Piscina de sal: ¿como funciona?

El principio del clorador salino es simple. Primero, agregue sal al agua de la piscina para que tenga alrededor de 4 a 6 gramos de sal por litro de agua. El electrolizador está equipado con electrodos de titanio polarizados por una corriente de bajo voltaje.

Cuando el agua en su piscina pasa a través de los electrodos, los electrodos oxidan la sal presente en el agua y la transforman en dos componentes: cloro natural y soda cáustica. El cloro natural es tan efectivo como el cloro químico que se vende en las tiendas. Tiene un poder oxidante, desinfectante, antibacteriano y antifúngico.

Una vez que el cloro ha desinfectado y bajo la influencia de los rayos del sol, se recombina con la sosa cáustica para convertirse nuevamente en sal. El cloro así producido es muy puro, lo que lo hace muy efectivo para el tratamiento diario del agua de la piscina. La electrólisis se basa en un ciclo perpetuo porque la sal que se transforma en cloro se transformará nuevamente en sal y así sucesivamente.

Con esta técnica, la dosificación de cloro en agua salada es muy precisa y no requiere la manipulación de productos peligrosos. Sin embargo, la soda cáustica puede aumentar el pH del agua, por lo que debe verificarse regularmente y corregirse cuando sea necesario con el producto adecuado.